En este post les cuento cómo está formada nuestra “Realidad”.
Hoy conecté con memorias muy especiales de un pasado muy muy lejano. Esos recuerdos atravesaron mi corazón primero con dolor, pero luego se fueron transformando en dulzura y amor. De pronto, frente a mí, un portal. Dudé en cruzarlo, pero entendí que yo misma lo había activado y lo crucé. Es difícil describir lo que vi, prefiero no hacerlo, pero les comparto lo que recordé vívidamente.
Estamos acostumbrados a unificar todo a una sola realidad, la que vemos, la que tocamos, la que experimentamos. Nos encaprichamos con querer cambiar lo que vemos hasta el cansancio, pero, sin el entendimiento de que hay muchas realidades que forman UNA realidad será fútil.
La realidad en la 3era dimensión está sostenida por la realidad en la 4ta dimensión. ¿Qué quiere decir? Imagínense un proyector, como hoy día se usa el Blue Beam. Ese proyector genera una realidad, si no sabemos de tecnología lo más probable es que creamos que esa es la realidad, pero si entendemos un poco sabemos que hay un proyector, con un archivo proyectando esa imagen.
Lo mismo que nuestra realidad, ¿cuál es nuestro proyector? La información contenida en el chakra corazón desde la 4ta dimensión. No se puede cambiar la imagen desde la imagen misma, solamente se puede transformar modificando la información que contiene el proyector. Cuando cambiamos el corazón cambia nuestra realidad.